LA VERSIÓN DE PEDRO GENARO, FOTÓGRAFO


Muchas son las versiones sobre este ser mitológico...desde osos perezosos (cubiertos de pelo, con expresión casi humana y con las garras hacia atras que les sirven para trepar en los árboles), mujeres fatales que andan por los árboles, enamoran hombres y tienen los pies "al verrés", hasta la versión que ahora nos ocupa y que señala a la Lechuza Orejita (Asio stygius) como la verdadera ciguapa. La primera vez que lo leí, fue en un artículo de Annabelle Dod en el suplemento sabatino de El Caribe, en la sección "Viajes por el país" que preparaba alternandose con su esposo, Donald Dod. Realmente tiene mucho sentido...la cara de esta lechuza es particularmente bonita, aparte de que su plumaje marrón oscuro da el aspecto de pelaje (recuerden la gran cabellera de la Ciguapa) y su cabeza, como las de otros estrigiformes (búhos y lechuzas) puede girar hasta un ángulo de 270 grados, por lo que de tener la cabeza volteada podría dar la impresión de que efectivamente tiene los pies al revés. Agreguenle a eso que es un ave nocturna y por consiguiente le rodea un halo de misterio.

Miren estas dos definiciones de Ciguapa del diccionario de la Real Academia de la Lengua:

1. f. Cuba. Ave de rapiña, nocturna, semejante a la lechuza y menor que ella, de pico corto, azulado, color pardo con manchas amarillas, el pecho y vientre más claros, con pintas rojizas.

2. f. R. Dom. En la tradición popular, fantasma varón o hembra, con los pies hacia atrás, que vive en cavernas y montes pero baja a los ríos en busca de amores, anda desnudo y jupea cuando tiene necesidad de afecto y protección.

La primera definición se refiere a la misma especie que presento aquí que es Asio stygius y que existe también en Cuba. La definición dominicana de que vive en cavernas y Montes se ajusta a la luchuza, pero aún más ese hábito de "jupear", que es el clásico sonido onomatopéyico de varias lechuzas del género Asio. En inglés se dice "hoop" o "hoot".

El ave es preciosa y una de las cosas que le distinguen es un copete de plumas en la cabeza que parecen "orejitas" y que le confieren su nombre común. Se alimenta principalmente de mamíferos pequeños, principalmente roedores, aunque también de murciélagos, lagartos y avecillas. Anida en cavidades de los árboles y pone dos huevos. Es un ave muy amenazada en nuestro país pero hay poca información sobre esta especie, principalmente porque hay pocos trabajos de campo sobre la misma. En una ocasión se pensó que estaba extinta para la Isla Hispaniola.

Esta foto corresponde al ejemplar disecado que se encuentra en el Museo Nacional de Historia Natural de Santo Domingo. Ha sido manipulada para darle un aspecto más natural y estrictamente para fines educativos. Por ejemplo, los ojos rojos son clásicos al tomar fotos de aves nocturnas y el ejemplar original no se ve asi pues no tiene vida. La gran mayoría de mis fotos son tomadas en el campo y por esto creo pertinente hacer esta aclaración.

Publicado por Pedro Genaro en 2:27 PM

Etiquetas: Aves
www.pedrogenaro.com/2007/09/ciguapa.html





Comentarios